Nuestros cargos son hasta un 85% inferiores a los de los grandes bancos o proveedores regulares, que ofrecen el mismo servicio. A diferencia de los grandes bancos y otros servicios de cambio de divisas, Azimo sólo funciona online y en la aplicación de móviles. Esto reduce la necesidad de costosas oficinas y reduce los costes. También somos una empresa fundada por emigrantes donde trabajamos diariamente, por lo que entendemos la importancia de un servicio de transferencia de dinero a bajo coste y fiable. Creemos que nuestros clientes deben mantener la mayor cantidad de su dinero duramente ganado como sea posible, lo que significa que sólo se debe cobrar una tarifa razonable y transparente.