El procesamiento de una transacción con tarjeta de débito o crédito consta de tres etapas:

  1. Una vez ha ingresado todos los datos de pago, si son correctos, el comercio (en este caso azimo) contacta con su banco para la aprobación del pago.
  2. El banco decide entonces si pueden confirmar el pago (siempre y cuando no haya suficiente dinero en su cuenta y no considere el pago sospechoso).
  3. Después de que el banco haya autorizado el pago, el comerciante (Azimo) puede rechazar o aceptar. 

Si el pago falla en la segunda etapa, significa que su banco ha aprobado el pago, pero que nosotros no pudimos procesarlo. En tales casos, enviamos un mensaje automático a su banco (devolución completa), para informarles que no será procesado este pago y que el banco debería liberar los fondos a su cuenta. En función de la eficiencia de su banco, debería hacerse de inmediato, pero en algunos casos esto puede tardar hasta 15 días. Por desgracia, esto depende de su banco, no de Azimo.