Los proveedores de las tarjetas de crédito cobran una tarifa adicional por procesar este tipo de pagos. Desafortunadamente, esto está fuera de nuestro control.