Para utilizar Azimo por primera vez, tendrá que configurar una cuenta con su dirección de correo electrónico o cuenta de Facebook. Puede hacerlo a través de la página web de azimo o de su aplicación móvil. Esto sólo le tomará un par de minutos y sus detalles se guardarán para que pueda enviar dinero cuando quiera sin tener que volver a introducir la información. Todos los detalles son completamente seguros y no serán compartidos con nadie más. Y recuerde, que usar azimo es totalmente gratuito.