Los medios sociales son el futuro para los envíos de dinero

Comunicado de prensa

El mes pasado, un artículo del Financial Times de Londres informó de que Facebook estaba en conversaciones con el servicio de transferencia de dinero online Azimo, ya que tenían pensado introducirse en el mercado de envío de dinero.

Michel Kent, consejero delegado de Azimo dijo en contestación a esta información: “Nos sorprendió ver la historia en el Financial Times. Hablamos regularmente con distintas empresas muy interesantes y, pese a que no podemos confirmar ni negar las especulaciones existentes sobre el interés de Facebook, Azimo ya está demostrando que los medios sociales son el siguiente paso para las transferencias de dinero”.

Los medios sociales ya conectan a los remitentes y a los beneficiarios

De acuerdo con el Banco Mundial, más del 90 % de las transferencias se envían a familiares, y es bien conocido que la mayoría de los usuarios de medios sociales están conectados a familiares y amigos, especialmente entre los emigrantes que viven en el extranjero, que son principalmente los que realizan transferencias de dinero.

Según Kent, “lo que sabemos de los medios sociales es que cuando se piensa sobre los mayores mercados de Facebook, la mayoría de la gente piensa sobre el mundo desarrollado. Sin embargo, no siempre es así. Mucho de los mayores mercados de Facebook se encuentran en países desarrollados que tradicionalmente son destinatarios de transferencias de dinero”.

En Brasil hay 63 millones de personas en Facebook, casi el doble que en el Reino Unido, mientras que en países como Indonesia, México, Filipinas y Turquía, se utiliza Facebook masivamente, así como países destinatarios de las transferencias por parte de los remitentes.

Kent explica que, “mediante la conexión social y de la información que ya existe en Facebook, se permite compartir desde comunicaciones, imágenes y actualizaciones de estado a dinero. Es más probable que los emigrantes que viven en el extranjero y trabajan duro utilicen Facebook para estar conectados, ya que es una forma de mantener su identidad y cultura compartidas además de permitirles mantener el contacto”.

El Banco Mundial estima que los envíos totalizaron 550 miles de millones de dólares en 2013, de los cuales 414 miles de millones de dólares fueron a parar a países en vías de desarrollo, y en dichos envíos participaron unos 232 millones de emigrantes. Los envíos por parte de emigrantes en el Reino Unido siguen creciendo. De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido, en 2011 había 7,5 millones de personas viviendo en el reino Unido que no habían nacido allí, gran parte de los cuales está contribuyendo a los 23,6 miles de millones que se están enviando al extranjero cada año. Los mercados de emigrantes principales incluyen envíos a España por 523 millones de dólares, 1,14 miles de millones de dólares a Polonia, 639 millones de dólares a Filipinas, 853 millones de dólares a Bangladesh, 1,14 miles de millones de dólares a Francia y 3,8 miles de millones de dólares a Nigeria. Estos mercados en relación con las transferencias de dinero representan una gran oportunidad para que Azimo ayude a los emigrantes a ahorrar dinero ofreciéndoles tarifas mucho menores que los proveedores tradicionales como los bancos y Western Union.

Azimo disipa rápidamente cualquier duda que pueda existir en relación con la seguridad, al explicar Kent que “esta es un sector muy regulado, y la identificación de Facebook hace que sea todavía más segura, ya que hace muchos años que se ha desarrollado y es un medio muy contundente de decir “sí, soy yo”. El mayor problema que tiene el sector es que si uno va a una oficina de Western Union con 500 $, nadie sabe de quién se trata o de dónde procede el dinero. Facebook pude ayudar a la gente honrada identificando quién está enviando y recibiendo el dinero. Por ejemplo, en los Estados Unidos la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) ya permite que los pasajeros utilicen su perfil de Facebook como prueba de su identidad en lugar de un documento de identidad oficial cuando viajan”.

La reciente expansión de Azimo ha permitido que el servicio de transferencia online de dinero esté disponible para un total de 335 millones de clientes en potencia que ahora pueden enviar dinero en efectivo al extranjero por un precio muy bajo a 7000 millones de posibles destinatarios.

Un nuevo informe publicado en mayo de 2013 por el Panel para el Progreso de África, un comité de expertos presidido por el anterior secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, ha estimado que los excesos en el cobro en lo envíos está costando al África subsahariana una media de 1,85 miles de millones de dólares al año. Los medios sociales permiten que los proveedores como Azimo reduzcan el coste de la infraestructura física y los intermediarios, y traspasen los ahorros directamente al cliente. Cuando el coste medio por envío se sitúa en el 8 %, Azimo carga menos del 3 %. El ahorro en estos costes significa que Azimo puede ofrecer un servicio más rápido a precios más bajos.

Kent concluye que “cuando fundamos Azimo, nuestra misión era conseguir que los precios fueran los más bajos posibles. Queremos ahorrar dinero a los trabajadores, y los medios sociales permiten a Azimo realizarlo. Si Mark Zuckerberg y Facebook se introdujeran en el mercado y consiguieran que los precios bajaran a cero para nuestros clientes, en ese caso ganaríamos”.