Los españoles, los que más usan servicios online para gestionar su dinero

  • Un 52,2% los utiliza siempre, superando a países como Reino Unido, Francia o Alemania
  • España también se sitúa a la cabeza en el uso de apps para la gestión de sus ahorros y finanzas, con un 70% de usuarios

Madrid, 23 de marzo de 2017 – Los españoles se sitúan a la cabeza de Europa a la hora de gestionar su dinero de forma online. Así lo demuestra un estudio de Azimo, el servicio digital para la realización de transferencias de dinero internacional, que ha analizado los hábitos de los consumidores en Europa. Según este estudio, un 52,2% utiliza siempre las nuevas tecnologías para la gestión de su dinero, frente a nuestros vecinos en Reino Unido (43,10%), Francia (41,5%) y Alemania (37,6%). También España supera la media europea de usuarios que han utilizado alguna vez este tipo de servicios (un 94,3% de españoles frente al 89,6% de promedio entre los cuatro países encuestados).

Las apps se posicionan en el mercado español como el método predilecto para la administración de su dinero. Casi un 70% de los usuarios que afirman gestionar digitalmente su dinero utilizan aplicaciones en sus smartphones para el control de sus finanzas.

A nivel europeo, un 86% de los encuestados considera que las nuevas tecnologías les pueden ayudar a ahorrar tasas e innecesarias comisiones bancarias. De hecho, un 67% de los españoles calcula que se ha ahorrado hasta 100 euros al año en comisiones extra gracias a servicios online.

En contraposición a los datos para España se encuentran los referentes a Alemania. Los alemanes son los más reticentes a la hora de gestionar sus ahorros a través de fintech, siendo 1 de cada 5 (el 19%) los que están en desacuerdo con la gran mayoría de los encuestados sobre este tema.

“Gracias a las nuevas tecnologías, cargar a los consumidores con tasas por la gestión de su dinero es cosa del pasado”, dice Michael Kent, CEO y cofundador de Azimo. “En Azimo, estamos enfocados a ayudar a los consumidores a gestionar su dinero de una manera más eficaz, tanto en sus países como fuera de sus fronteras, proporcionándoles una experiencia online totalmente libre. Estos datos son una muestra más de cómo la tecnología sigue cambiando el mundo de las finanzas, y aunque todavía queda un largo camino que recorrer para digitalizar completamente la industria, es fantástico ver los beneficios que está aportando a los consumidores”, concluye.