1. Ponte objetivos realistas

Es mucho más fácil cumplir los propósitos de año nuevo si son realistas, claros y prácticos. Compara estos dos ejemplos: “Voy a perder mucho peso” y “Voy a seguir una dieta de 1.400 calorías y caminar 1 kilómetro todos los días antes de ir a trabajar”. El primero parece un arduo camino. ¿Cómo vas a hacerlo? No estamos diciendo que el segundo sea sencillo, pero al menos te puedes visualizar haciéndolo. Te has marcado una meta clara.

shutterstock_343475045
2. No te centres en más de uno a la vez

A menos que se trate de algo muy simple, dedicarse a cumplir un propósito seriamente requiere por lo general mucha fuerza de voluntad y empeño. Si no te concentras, tendrás menos posibilidades de conseguirlo. Empieza con un objetivo y date tiempo antes de querer ver los resultados. Cuando veas que lo has conseguido, te sentirás con más energía para emprender otros propósitos.

shutterstock_324184997

3. Elige cuándo empezar con cabeza

Vale, puede que el 1 de enero ya haya pasado. Pero no te preocupes, es muy probable que no estés preparado ni física ni mentalmente cuando todavía estás cansado, con resaca o con la necesidad de darte un respiro. Es mejor elegir una fecha en la que tengas más posibilidades de conseguirlo. Quizá sea mejor empezar una vez que has vuelto a tu rutina, unas semanas después de Año Nuevo.

smoking

4. Evita los tentaciones (cuando puedas)

A menos que vivas en un planeta perfecto, en algún momento ocurrirá algo que te tiente a romper tu propósito. Sobre todo si este implica comer, beber, fumar o muchas otras categorías. Uno de los problemas más comunes es el estrés. No puedes evitarlas totalmente, pero será más fácil seguir con tu propósito si sabes lidiar con las pequeñas tentaciones.

shutterstock_287793017
5. Date algún capricho

Ponte recompensas a lo largo del camino. Por ejemplo, los exfumadores puede meter el dinero que se gastarían en fumar en una hucha, ver como crece y después darse un buen capricho. Si tu propósito consiste en otra cosa, también puedes recompensarte si llevas un tiempo cumpliéndolo, algo especial que normalmente no te comprarías. Esto se llama sobornarse a uno mismo y sí, funciona.

shutterstock_49602673

6. Piensa a largo plazo

Roma no se construyó en un día. Si incumples tu propósito, no seas muy duro contigo mismo y te desesperes pensando que eres inútil y nunca cumples tus promesas. Céntrate en lo que has conseguido hasta el momento y lo que te queda por delante. Piensa en general en tus buenas cualidades. Anímate, mira hacia delante y empieza de nuevo.

shutterstock_524136643

Muy bien, tu salud está asegurada en 2017. Ahora centrémonos en tu bolsillo, Azimo, la plataforma líder del mercado te permite enviar dinero a más de 190 país en todo el mundo con solo unos clics. Visita nuestra página de inicio, consulta nuestras excelentes tarifas y empieza a ahorrar dinero hoy mismo.