Ya sea enlazar a la parejita, hacerles la cama y llenarla de dinero o festejar hasta el amanecer, en el mundo hay multitud de formas increíbles de celebrar este gran día. Disfruta de nuestra guía mundial para casarse.

Nigeria

En Nigeria, el gran día es un gran día de verdad, que no te extrañe si aparecen 1.000 personas en la boda. Y no te preocupes si no sabes qué ponerte, muchas familias optan por aso-ebi, ropa familiar en Yoruba. Las mujeres de las familias de los hombres eligen una tela para cada familia y las pasan a los distintos miembros (y a veces amigos) antes de la boda. De esta manera, los invitados pueden hacer lo que quieran con la tela: dar un toque personal y estar conjuntado con el resto de la boda y las fotos.

Grecia

Las celebraciones comienzan con el krevati, la ceremonia de hacer la cama. Varios días antes de la boda, las amigas solteras de la novia hacen la cama y la llenan de arroz, almendras garrapiñadas y dinero. A veces, se coloca durante un momento a un bebé sobre la cama, niño o niña dependiendo del sexo que prefiera la pareja para su primer bebé. La boda en sí es normalmente muy copiosa: comida y bebida abundante, bailes tradicionales y el vestido de la novia lleno de dinero sujeto con alfileres.

Egipto

Por lo general, una boda egipcia se escucha bastante antes de verse, con bocinas que anuncian la llegada de los novios. Las celebraciones empiezan con el zaffa, una escandalosa procesión de cantantes, músicos y tambores escoltando a la pareja y las familias hacia el convite. Los recién casados, con la novia de blanco, toman los asientos de honor en tronos y se dan sharbat entre sí, una bebida dulce. Normalmente hay mucha gente, comida, música, baile y, si tienes suerte, hasta danza del vientre.

India

Al tratarse de un país lleno de religiones y culturas diferentes, India tiene una gran variedad de rituales de bodas maravillosos. Entre sus costumbres más destacadas se incluye la llegada del novio a la casa de la novia en un caballo blanco, escoltado por su séquito. La boda puede durar varios días pero el clímax de toda celebración hindú es el saptapadi, un ritual de siete pasos cerca del fuego, donde cada uno de los pasos corresponde a un voto de la pareja. Tras los votos, la pareja rodea el fuego con sus vestidos atados entre sí.

México

En algunas ocasiones, las parejas mexicanas están enlazadas entre sí con una corona de azahar o un rosario especialmente largo durante la misa. Los amigos de la pareja los unen en una especie de ocho después de los votos. Además, el novio le ofrece 13 arras de oro, que simbolizan a Jesús y los 12 discípulos, así como el apoyo del novio a la novia. La fiesta dura hasta muy tarde, incluso hasta la madrugada. En este caso, se sirve una comida levanta muertos para que los invitados recuperen energía y puedan seguir.

Japón

Las ceremonias tradicionales shinto han perdido popularidad en comparación con las bodas de estilo cristiano en los últimos años, aunque solo un 1% o 2% de los japoneses son cristianos. Aun así, siguen siendo espléndidas. La ceremonia tiene lugar en un santuario, donde la novia lleva un kimono blanco. Los rituales incluyen el san-san-kuso: la novia, el novio y los padres toman tres sorbos de sake de tres tazas diferentes. Las parejas que optan por una boda secular o cristiana pueden incluir este ritual en su gran día.

Polonia

Una cosa está clara: en una boda polaca vas a comer bien. Además de música y canciones, las celebraciones incluyen comida y… más comida, acompañada de mucho vodka. Pero todo empieza de manera más sobria. Tras la ceremonia católica, los padres de los novios reciben a la pareja en el convite con pan y sal, además de vino. El pan y el vino simbolizan abundancia y felicidad, mientras que la sal representa posibles adversidades. La esperanza para los solteros llega a medianoche, cuando los recién casados lanzan el velo y la corbata a los invitados. Se dice que quien los coja será el siguiente en casarse.

Reino unido

Las celebraciones británicas suelen empezar con una despedida de solteros varios días antes de la boda, donde chicos y chicas, cada uno por su lado, pre-celebran el gran día. Tras una ceremonia religiosa o civil, los invitados se reúnen en el convite, donde se escuchan discursos mientras se come y se bebe. El discurso del padrino suele ser el más (o menos) destacado, con historias vergonzosas sobre el novio. Tras todo el protocolo, jóvenes y no tan jóvenes se reúnen en la pista de baile para darlo todo con canciones disco de lo más cursi. Estás avisado.

Las increíbles tarifas de Azimo, comisiones súper bajas y servicio ultra rápido se traducen en menos problemas y gastos, además de más dinero para gastarte en ti y en tus seres queridos. Haz clic aquí para hacer una transferencia hoy mismo y recuerda que cuando te registras con Azimo, tu primera transferencia es gratis.