Si nos ponemos a pensar en todos los electrodomésticos inteligentes que van a invadir nuestros hogares en los próximos años, lo más probable es que la inteligencia artificial (IA) y sus parientes súper inteligentes más cercanos, con aprendizaje automático, estén detrás de mucho de lo que está pasando. ¿Quieres saber qué tiempo hace o pedir comida a domicilio? Solo tienes que preguntarle a Alexa de Amazon o a Siri de Apple, sus asistentes virtuales. ¿Queda poca leche? No te preocupes, tu frigorífico híper conectado ya te habrá pedido más. ¿Quieres ir al centro? Tu coche sin conductor estará esperándote en el garaje y sabrá perfectamente dónde habrá sitio para aparcar.

¿Necesitas ayuda para traducir los deberes? No te preocupes, Google Traductor lo hará en menos tiempo del que se tarda en sacar ese diccionario polvoriento de la estantería. ¿Te habría gustado programar la calefacción para que se encendiera antes de llegar a casa? Ni lo pienses, Nest ya conoce tus hábitos y ha ajustado el termostato para que tu salón esté bien calentito. La felicidad doméstica 2.0 ya está aquí. Y funciona 24 horas.

La IA y el aprendizaje automático no son fenómenos nuevos, ni mucho menos. La visión de Frankenstein de Mary Shelley ya aterrorizó a los lectores allá por el siglo XIX. Los coches sin conductor llevan probándose desde la década de los 80 y el ordenador Deep Blue ya venció al campeón mundial de ajedrez Gary Kasparov hace más de 20 años. Pero la diferencia en 2017 es que forman parte del día a día de millones de personas normales y corrientes del mundo entero.

¿Utiliza Azimo IA y aprendizaje automático?

Como empresa 100% digital de transferencia de dinero, Azimo siempre ha estado por delante en lo que a implementar tecnología corresponde, por lo que nada cambia. Utilizamos IA y aprendizaje automático para mejorar todo lo que hacemos, desde el servicio de atención al cliente hasta el cumplimiento de normas.

  • Nuestro sistema de precios nos permite ofrecer diferentes ofertas a nuestros clientes y responder de manera más efectiva a las fluctuaciones de monedas.
  • Nuestros tiempos de entregas dinámicos se traducen en tiempos de entrega realistas basados en diferentes variables, desde el grado de cumplimiento a las diferencias de husos horarios.
  • Nuestro asistente virtual crece más rápido que cualquier adolescente y pronto podrá ayudar mejor a nuestros clientes con un soporte de Preguntas Frecuentes mucho más exacto, sin importar desde dónde escriban o en qué idioma.
  • Los algoritmos de aprendizaje automático nos permitirán verificar que no hay fraude en los pagos gracias a señales de comportamiento y datos de pagos. Una mejora para el equipo de Azimo y para la seguridad y velocidad de nuestro servicio.

¿Qué desafíos tiene la IA?

En 2014, el físico Stephen Hawking ya lo advertía: “El éxito de la creación de la inteligencia artificial sería el mayor evento de la historia humana. Por desgracia, podría ser el último si no sabemos cómo evitar los riesgos.” A pesar de este alarmismo de ciencia ficción, el mayor peligro no es que robots tipo Terminator dominen el mundo, o que el frigorífico pida demasiada leche semidesnatada.

No, lo que más preocupa a la raza humana ahora mismo es que la inteligencia artificial avance tanto que muchos de nosotros estemos de más. La teoría es la siguiente: un relevo por parte de la IA que mejore la calidad de vida podría afectar a la deshumanización del mercado laboral. El Instituto de Investigación Nomura predice que los robots podrían quedarse con hasta el 49% de los puestos de trabajos japoneses en las próximas dos décadas.

Tomemos por ejemplo un sector emergente de la inteligencia artificial: los vehículos sin conductores. No sería una locura del país de las maravillas pensar que en 20 años muchos vehículos se conducirán por sí solos. La cuestión es: ¿Qué pasa con toda esa gente que conduce como medio de vida, ya sea de pasajeros o mercancías? Solo en EEUU son más de tres millones de hogares.

¿Crees que esto no va a pasar nunca? Ya está pasando. En octubre, Budweiser utilizó un camión sin conductor para repartir cerveza a casi 200 kilómetros de distancia, sin derramar ni una sola gota.

¿Y cómo vamos a superar estos desafíos?

En lugares como Países Bajos o Finlandia ya se está probando la idea de pagar a todos los ciudadanos una renta básica universal, sin importar sus ingresos, para que las personas puedan plantearse y pensar cómo y por qué trabajan. Mientras tanto, Apple acaba de asociarse con un grupo de investigadores en IA, del que forman parte Amazon, Facebook, Google, IBM y Microsoft, para asegurar que el desarrollo de la inteligencia artificial se hace de una manera segura, ética y por el bien de la sociedad.

La inteligencia artificial y el aprendizaje automatizado van a modificar muy pronto y de manera inevitable la manera en que trabajamos y vivimos. Los gobiernos y empresas mundiales tienen que poner todos sus esfuerzos en formarse y actualizarse y, en el caso de los niños, en una educación mirando al futuro. Así, las personas podrán adaptarse, interactuar y en última instancia prosperar en este mundo que cambia sin cesar.

Azimo, plataforma líder en el mercado, ofrece la posibilidad de enviar dinero a más de 190 países en todo el mundo con solo unos clics en nuestra página web o aplicación móvil. Visita nuestra página, échale un ojo a nuestras fantásticas tarifas y empieza a ahorrar hoy mismo.