De Marta Krupinska, Cofundadora y Directora general de Azimo

Los clientes de hoy en día solicitan un nuevo nivel de comodidad, lo que ha supuesto el gran éxito de empresas como Uber y Deliveroo. Ocurre exactamente lo mismo cuando nos referimos a la gestión financiera. En febrero de 2017, la multinacional HSBC anunció el cierre de 62 oficinas en todo el Reino Unido como resultado de que un 93% de su contacto con los clientes se realiza a través del teléfono, internet o la aplicación para smartphones del banco.

El futuro de las finanzas

Esta nueva tendencia seguirá creciendo, ya que más de la mitad de los millennials (57%) admite que cambiaría de banco por uno que ofrezca una solución tecnológica que se adapte mejor a sus necesidades. Así pues, la banca online es más famosa ahora que nunca y la cantidad de visitas a una sucursal bancaria se reducirá a la mitad para 2020 a medida que el uso del smartphone aumente para gestionar las cuentas bancarias.

Podemos afirmar que la gestión del dinero nunca ha sido más sencilla y cómoda. En la actualidad, las transferencias entre cuentas bancarias dentro de un mismo país son fáciles, los pagos se realizan a través de una gran variedad de plataformas: por teléfono, un ordenador de sobremesa, un Smartphone o una Tablet.

El dolor de los bancos

Los bancos siguen siendo la opción predominante para las transferencias de dinero internacionales, llevando a cabo el 80% de las transferencias. Para ello, se precisan muchos datos:

  • Tus datos bancarios
  • Los datos bancarios del beneficiario (nombre, dirección, nombre y dirección del banco, país en el que se encuentra la cuenta)
  • El Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN) del beneficiario
  • El Código de Identificación Bancaria (BIC) del beneficiario

Por supuesto, encontrar toda esta información puede ser complicado, del mismo modo que pueden serlo las tasas adicionales ocultas que te retienen los bancos cuando realizas transferencias internacionales (que pueden ser considerables).

¿Qué pasa si formas parte del 20% que busca la alternativa en las agencias especializadas en transferencias internacionales como: Currencies Direct, Moneycorp, la oficina de correos, Caxton FX o HiFX?

Enviar dinero es más fácil con Azimo

¿Cuánto aprecias la experiencia de enviar dinero al extranjero? ¿Conseguir una buena tarifa significa que tienes que sacrificar un servicio al cliente decente? ¿Hacer cola durante horas o proporcionar cualquier mínimo detalle del historial financiero del beneficiario? Sin mencionar la espera de 7 a 10 días laborables para que se procese tu transferencia. No te convence, ¿pero merece la pena solo porque has encontrado un buen precio? ¡Te equivocas!

Yo pido una mejor experiencia para los clientes que van justos de tiempo cuando necesitan enviar dinero. No hay ninguna razón por la que enviar dinero dentro del mismo país se pueda realizar con solo utilizar una aplicación y, sin embargo, las transferencias internacionales impliquen una pérdida de tiempo y una confusión innecesarias (sin mencionar las tarifas abusivas).

Por suerte, las innovaciones tecnológicas están realizando grandes avances y pueden acabar con la dolorosa dificultad de las transferencias tradicionales, resultando en un proceso tan sencillo como enviar un sms. Literalmente, todo lo que necesitarás será el número de teléfono del beneficiario para realizar una transferencia internacional segura y de bajo coste. ¿Más que la buena tarifa que solían darte por hacer cola? Cortando la cadena de valor de los servicios tradicionales de transferencias, podemos mejorar esa tarifa.

¿El único inconveniente? Tendrás que inventarte una mejor excusa cuando tu prima de Melbourne te pregunte por qué no le has enviado el dinero que le debes…


¿Quieres enviar dinero a través de tu Smartphone? Descarga nuestra genial aplicación para iOS o Android y tendrás acceso inmediato a la mayor red mundial y digital de transferencia de dinero. Puedes enviar dinero a más de 195 países en todo el mundo con tan solo un par de clics. ¡Cuando te registras, la primera transferencia es gratuita!