ES_Azimo_Hands_App-239 copy

¿Puede la creación de una empresa mejor ayudar a crear un mundo mejor?

En Azimo creemos que sí. Esa es la razón por la que, hace 4 años, decidimos cambiar el mundo de los envíos de dinero, que eran injustos y caros. Nos alegra ver lo lejos que hemos llegado y nos sentimos honrados de haber conectado a casi medio millón de personas en nuestra plataforma, y de haber enviado millones de libras esterlinas por todo el mundo. Todo ello con mejores tipos de cambio, tarifas más bajas y muchas menos complicaciones. Pero para nosotros, esto es solo el principio.

Así que nos retamos a nosotros mismos a pensar qué es lo que representa realmente nuestra marca, a decidir qué nos haría esforzarnos aún más en el trabajo y a descubrir en qué queremos que se convierta Azimo. Y lo redujimos a una única palabra que expresa nuestra ambición, baremo, mantra, llamamiento y el tatuaje obligatorio de la empresa. Es un concepto que abarca gran parte de lo que hacemos y transmite mucho de lo que aspiramos a ser.

Mejor.

También es la razón original por la que se fundó Azimo.

Crear un mundo mejor.

Entonces creíamos y ahora seguimos creyendo que si el envío de dinero cuesta menos, llegará más dinero a las personas que deben recibirlo. También creemos que si ampliamos el ahorro al tamaño de una comunidad, o incluso al de un país, sus efectos podrían ser sorprendentes. Nuestra mejor forma de transferir dinero podría ayudar a crear un mundo mejor.

Los cuatro elementos de “Mejor”.

Aunque empezamos en una pequeña sala en 2012, ya contamos con 90 trabajadores repartidos en dos oficinas: Londres y Cracovia. Sabemos que nuestro éxito se debe a nuestro fantástico equipo. Hablamos en serio al decir que todos son campeones en sus respectivos campos. Tienen que ser buenos porque en Azimo estamos reinventando los envíos de dinero. Y cuando uno intenta hacer algo por primera vez, no puede contratar a personas que ya lo hayan hecho antes. Por eso, nuestro personal es valiente, inteligente y ambicioso, igual que nuestros clientes. Trabajamos unidos para crear un Azimo mejor siguiendo estos cuatro principios:

  • Para las personas
  • Piensa detenidamente, muévete con agilidad, haz cosas
  • Sé atrevido, hazlo de forma diferente, marca la diferencia
  • Trabaja con inteligencia, actúa con amabilidad, haz amigos

Son los cuatro principios que nos han ayudado a crear el nuevo Azimo que lanzamos hoy.

Una nueva imagen. Una nueva aplicación. Un servicio aún mejor.

Es evidente que nuestros grandiosos ideales no servirían de nada si el servicio que hemos creado no fuera eficaz. Debe ser rápido, sencillo, seguro y mucho más económico que lo que había antes. También sabemos que para ofreceros a vosotros, nuestros clientes, el servicio que os merecéis, debemos encontrar continuamente formas de lograr que lo que hacemos sea mejor. Por este motivo hemos diseñado una nueva imagen, bonita y sencilla, y hemos creado una nueva y asombrosa aplicación.

Un mundo de círculos.

En nuestro nuevo diseño la forma del círculo es esencial. Es la elección perfecta para nosotros porque el mundo tiene forma circular, las monedas también y, como dice un antiguo refrán: “El dinero hace que el mundo gire”. Pero no se trata solo de eso.

Nuestros clientes son migrantes que se han desplazado de un país a otro y a menudo envían dinero a casa para ayudar a sus familias. Sabemos que cuando el dinero llega a su destino, va dirigido a una persona; pero en realidad se reparte entre un círculo mucho mayor, creando una vida mejor para todos. Para nosotros es todo un privilegio desempeñar un pequeño papel en ese proceso.

Por eso, siempre estaremos orgullosos de decir que somos Azimo. La mejor manera de transferir dinero.

Gracias por ayudarnos a llegar hasta aquí.

Michael Kent y Marta Krupinska