Mudarse a un nuevo hogar por sí mismo ya es difícil, así que mudarse a un país nuevo puede ser incluso más complicado.

¿Por dónde empezamos? Si recuerdas los siguientes consejos durante tu búsqueda, te ahorrarás bastante tiempo, dinero y comederos de cabeza.


Pregunta a los locales

Llegar a conocer una ciudad grande puede llevar su tiempo, no temas pedir consejos. Habla con tus amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre los distintos barrios. De este modo, tendrás una idea sobre las zonas que más te convienen.

¿Estás buscando un barrio más residencial o te interesa más una zona con bares y restaurantes? Si tienes trabajo o vas a estudiar, ¿a qué distancia se encontrarán de casa? Debes considerar todos los aspectos, desde los transportes diarios a las salidas nocturnas. Esto te ayudará a decidir las mejores opciones para ti.

Hazte una idea sobre tu presupuesto y lo que buscas

Calcula exactamente tu presupuesto para poder empezar tu búsqueda con una cantidad determinada.

En Reino Unido, encontrarás los precios de los alquileres tanto por mes como por semana, así que asegúrate bien cuando estés buscando si se trata de un PCM (precio por mes natural) o un PW (precio por semana). No te olvides de que además del precio del alquiler, tendrás que pagar otras facturas como el gas, el agua, la luz o la comunidad (council tax en inglés)

El council tax es un impuesto obligatorio en Reino Unido que se emplea en servicios locales para mantener tu vivienda y su zona segura y limpia. Se utiliza para pagar la recogida de basura, la limpieza de las calles, el mantenimiento de las carreteras o los colegios y bibliotecas locales.

Hemos calculado algunos promedios mensuales de facturas para que puedas hacerte una idea, pero ten en cuenta que se trata de estimaciones y que pueden variar en función del tamaño del inmueble, su ubicación o del uso personal.

Gas: 1-2 habitaciones = £45 / 3-4 habitaciones = £70
Luz: 1-2 habitaciones = £55 / 3-4 habitaciones = £65
Agua: 1-2 habitaciones = £35 / 3-4 habitaciones = £40
Council Tax: 1-2 habitaciones = £100-140 / 3-4 habitaciones = £110- £190

Muchas viviendas están amuebladas, así que deberías decidir si lo prefieres así o si es mejor comprar/traer tus propios muebles. Cuando buscas alojamiento en Reino Unido, es importante prestar atención a la distancia que hay a la estación de tren o parada de bus más cercana. En Londres, la ciudad se divide en zonas de 1-6, lo que quiere decir que puede que te ahorres dinero si decides vivir más lejos, pero el precio de los abonos de metro o tren serán más caros. Puede que al final no te salga tan rentable como creías. Los autobuses son una buena opción para ahorrar dinero, siempre cuestan £1.50 sin importar la zona a la que te dirijas. Además, ahora cuentan con un sistema de transbordo que te permite cambiar de un autobús a otro por el mismo precio.

Prepárate para mudarte rápidamente

El mercado inmobiliario británico se mueve muy rápido. El anuncio de un piso que se publica por la mañana puede dejar de estar disponible por la tarde. Esto quiere decir que debes prepararte para contestar al momento a las ofertas que te interesan. El propietario o agente inmobiliario entenderán que vas en serio y podrán empezar a preparar todo el papeleo.

Cuando se alquila un apartamento, siempre hay muchos gastos iniciales. Tendrás que contar con el dinero de la fianza, entregar tus referencias y un documento con tu historial, además si pasas a través de una inmobiliaria, tendrás que pagar sus honorarios.

La fianza estándar es normalmente de 4 a 6 semanas de alquiler. Los honorarios de las inmobiliarias suelen ser entre £100-500. Algunos propietarios o inmobiliarias aceptarán dinero en efectivo, pero otros prefieren las transferencias bancarias.

Con Azimo puedes enviar dinero de forma rápida y segura. Además, puedes realizar la mayoría de transacciones en un día laboral. Si necesitas enviar dinero al agente inmobiliario o al propietario, descarga nuestra aplicación o prueba nuestra web para transferencias sin complicaciones. ¡La primera corre de nuestra cuenta!

Tus derechos

No dejes que te presionen para firmar un contrato con el que no te sientas seguro. Tómate tu tiempo para leer todo con atención.

Cosas que debes tener en cuenta en tu contrato:
– Si pasa algo en el apartamento (por ejemplo una fuga o una avería en el frigorífico), la reparación corre a cargo del propietario. El contrato debería incluir exactamente las reparaciones que corren a su cargo.
– Para cualquier tipo de reparación, asegúrate de que el contrato dice que el propietario debe pedirte permiso para entrar al apartamento cuando no estés allí. Por norma general deben preguntarte antes de entrar a menos que se trate de una emergencia.
– Contar con un sistema de protección de fianzas es muy importante. El propietario debe ingresar tu fianza en un sistema de protección de fianzas de arrendamiento respaldado por el gobierno (tenancy deposit scheme, TDP, en inglés). Esto asegura la protección de tu fianza en caso de disputas y garantizará que te la devuelvan en el plazo de 10 días cuando acabe el contrato, siempre que no se haya roto o dañado nada en la propiedad.
– Una cláusula de fin de contrato y un período de notificación. Por ejemplo, si firmas un contrato para 12 meses, pero quizá te gustaría terminarlo un poco antes, habrá una parte del contrato que indique cuándo podrás marcharte sin tener que pagar ningún extra además de con cuántas semanas o meses tendrás que avisar al propietario.

Además, tómate tu tiempo no solo para leer el contrato, sino para inspeccionar el apartamento. Comprueba que todo funciona correctamente para que puedas informar al propietario o la agencia antes de mudarte. ¿Funciona la ducha? ¿Los fogones y el horno? ¿Está todo limpio?

Realiza tu búsqueda por internet, pero no olvides de utilizar también otros medios

Existe una gran cantidad de páginas web de calidad para facilitarte la búsqueda de viviendas en Reino Unido.

Algunas de las más importantes son Rightmove y Zoopla. Estas páginas trabajan tanto con propietarios como inmobiliarias.

Otra web importante que solo trabaja directamente con propietarios es OpenRent.

Si buscas compañeros de piso, puedes echarle un ojo a nuestras webs favoritas para encontrar a gente que busca lo mismo que tú: SpareRoom y EasyRoomate.

Si eres una de esas personas que prefieren las aplicaciones, ¡no te preocupes! Muchas de las webs mencionadas también cuentan con aplicaciones que puedes descargar en la AppStore o Google Play. Otras opciones bastante buenas son: Movebubble, Knocker y FindAProperty.

Todo esto no quiere decir que debas limitar tu búsqueda solo a internet.

Si se ajusta a tu estilo y tu presupuesto, puede que merezca la pena contactar a una inmobiliaria que te ayude. Como hemos mencionado, tendrás que pagarles unos honorarios, pero puede acelerar el proceso y ahorrarte bastante tiempo buscando.

Las agencias cuentan con los datos más recientes sobre qué apartamentos siguen disponibles y cuáles no. Es posible que los apartamentos que se encuentran en internet no sigan disponibles, pero no hayan desactivado el anuncio.


Una vez que hayas encontrado apartamento y hayas empezado a instalarte en el nuevo país, uno de los pasos siguientes será abrir una cuenta bancaria. No pierdas de vista nuestro blog y nuestras redes sociales, seguiremos publicando nuevos pasos casa semana.