cosas que echaras de menos

Si después de sopesar todos los pros y contras, ya has tomado la decisión de hacer las maletas y venirte a Londres, estas son algunas de las cosas que echarás de menos de España en tus primeros meses en la capital inglesa.

La luz

Ya te darás cuenta que la lluvia sin cesar es un mito, pero la luz ya es otro tema. No se trata de los pocos días de auténtico sol, sino de la claridad y de esa luz tan nuestra que solo aparece en Londres en algunos momentos.

Las persianas

Que la luz sea diferente, no significa que cuando amanece no pueda despertarte. Y por aquí, las casas no tienen persianas, así que te aconsejamos que te busques un apaño casero o empieces a utilizar antifaz para dormir.

El suelo

Quizás cuando veas las moquetas por primera vez te parezcan una novedad y pienses que es hasta cómodo durante el invierno. Pero después de un tiempo te verás echando de menos el suelo de toda la vida.

Los dos besos

No todos somos igual de cercanos o cariñosos, pero en más de una ocasión te verás a ti mismo retrocediendo para evitar los dos besos a la hora de saludar a alguien y darle la mano.

Televisión gratis

Se acabó encender la televisión y ver una serie sin preocuparte de nada. Ahora solo por poder ver la tele tienes que pagar al gobierno una licencia que sirve para financiar la BBC, se aplica también si ves la televisión a través de tu ordenador.

Los grifos

No intentes buscar una explicación a los numerosos grifos separados que te encontraras en casas y restaurantes. O te quemas o te congelas las manos, salvo que eches mano de tu imaginación y encuentres soluciones creativas.

La hora del almuerzo

Olvídate de almorzar a partir de las dos de la tarde. En Londres a las 12 ya es hora de comer y no te sorprendas si ves a la gente en las cafeterías comiendo sus ensaladas o bocadillos mientras toman café.

El Mercadona

No solo los precios de la comida te parecerán desorbitados, sino que empezarás a echar en falta varios productos tan normales para ti como el tomate frito o el ColaCao.Seguro que te acordarás del Mercadona en más de una ocasión.

Y además de estas cosas que echarás de menos, por supuesto extrañarás a los amigos y la familia, pero es una aventura que merece la pena y siempre puedes volver por vacaciones.

Por cierto, si necesitas enviarte euros para tus escapadas a España no dudes en probar nuestra aplicación, te sorprenderás de lo fácil y rápido que es enviar dinero con Azimo.