shutterstock_359265746

¿Pasaporte? Chequeado. ¿Tarjeta de embarque impresa? Chequeado. ¿Almohadilla inflable? Chequeado. Ahora todo lo que necesitas es leer nuestra guía sobre cómo evitar ser timado cuando viajes al exterior. De modo que siéntate, relájate y disfruta de nuestras 5 claves de qué SÍ hacer (y qué NO) para que tu dinero rinda más al momento de descansar.

NO cambies dinero en el aeropuerto

Puede resultar tentador cambiar moneda extranjera mientras esperas en la terminal del aeropuerto, pero ten cuidado: utilizar los quiscos de cambio de los aeropuertos puede perjudicar el presupuesto para tus vacaciones incluso antes de despegar. Las tasas y comisiones son escandalosas. De modo que haz un poco de investigación previa y considera el dinero y sencillo que necesitarás para las vacaciones algunos días antes de partir. De esta manera podrás ordenar otra ronda de mojitos en la playa tranquilamente.

shutterstock_337569110

 resuelve tus necesidades de dinero antes de partir

Entonces, ¿dónde cambiar dinero antes de comenzar tu viaje? El mejor punto de partida es un sitio para cotejar precios y tasas de cambio. Elige el monto que deseas convertir, la moneda, y si quieres entrega a domicilio o retiro por un local, y accederás a una lista de los mejores tipos de cambios. O también puedes enviarte dinero a ti mismo con el servicio de recogida de pago en efectivo de Azimo. Es muy sencillo: transfiérete dinero a ti mismo al exterior y recógelo en la moneda local en uno de los más de 270.000 puntos de recogida en el mundo.

Screen Shot 2016-10-12 at 17.09.48

 ten cuidado con las comisiones de las tarjetas de débito y crédito

La mayoría de las tarjetas de débito cobran una alta tasa de transacción por cada compra o retiro de dinero en cajeros automáticos que hagas en el exterior (además, por lo general se suma un cargo extra por el uso de cajeros automáticos). Por supuesto, no todas las tarjetas de débito son iguales – consulta cargos específicos aquí. Utilizar la tarjeta de débito para retirar efectivo de los cajeros automáticos en el exterior es definitivamente un NO, a menos que se trate de una emergencia: no sólo deberás pagar un cargo por transacción y por el uso del cajero automático, sino que también pagarás intereses por retiro de efectivo hasta que canceles tu saldo de tarjeta de débito por completo.

shutterstock_288156185

NO caigas en el truco de la Conversión Dinámica de Divisas

Cuando utilizas tu tarjeta de crédito o débito en el exterior, por lo general tienes la opción en la pantalla de pagar en tu moneda original en lugar de en la moneda local. Esta astuta práctica es conocida como Conversión Dinámica de Divisas (CDD) y básicamente les permite a los comercios y bancos establecer su propia tasa de conversión, que casi sin lugar a dudas será peor que la tasa que aplicará el banco emisor de tu tarjeta. Es una opción tentadora, por supuesto, pero no te dejes engañar por la idea de que es un buen negocio: elige pagar en la moneda local del país que estés visitando siempre.

shutterstock_343157249

busca opciones y has tus reservas con tiempo

Infórmate sobre el sitio que visitarás y reserva los servicios con anticipación – después de todo, un ticket de avión o una cena más caros de lo normal tirará por la borda el dinero que hayas logrado ahorrar con los consejos anteriores. Hoy en día vale la pena reservar con anticipación todo desde pasajes de avión y alquiler de coches, hasta cuartos de hotel e incluso museos. Algunos lugares ofrecen incluso descuentos si reservas con anterioridad y también te permitirán saltar las filas. Créenos, valdrá la pena cuando avances dejando atrás a turistas frustrados esperando en la larga fila para entrar al Vaticano en Roma o a la Alhambra en Granada. Pero recuerda confirmar las fechas de tus visitas, dado que los reintegros de dinero son una rareza en la industria del turismo por estos días.

shutterstock_68049442 (1)

¿Estás listo para unirte a la revolución Azimo? Visita nuestra página web, comprueba lo geniales que son nuestras tarifas y empieza a ahorrar hoy mismo.